Señales de aviso de la hipertensión

Existen diversas señales de aviso indicativas de hipertensión. Sin embargo, las primeras señales a menudo son inespecíficas y se desarrollan gradualmente. Esto significa que es difícil que las personas afectadas puedan percibirlas. Algunas de las posibles consecuencias de la hipertensión son la dificultad para conciliar el sueño y dormir durante la noche, sueño inquieto, ligera irritabilidad e inquietud interior. También son señales de aviso los problemas auditivos (acúfenos, ruidos en el oído).

También puede ser una indicación de hipertensión la aparición de intensas cefaleas o mareos en condiciones de estrés psicológico o físico. En mujeres próximas a los 50 años de edad los síntomas de hipertensión pueden asemejarse a los síntomas de la menopausia (sofocos, mareos, fluctuaciones del estado de ánimo). En hombres de mediana edad la hipertensión no tratada puede manifestarse en forma de problemas asociados con la virilidad (disfunción eréctil).

La disnea, el dolor torácico o la opresión en el pecho durante un esfuerzo pueden ser posibles síntomas de enfermedad cardiaca que posiblemente se han desarrollado por una hipertensión sostenida. La arritmia también puede estar causada por la hipertensión.

En el caso de señales de aviso persistentes que afecten a su organismo, puede consultar a un especialista en Medicina interna para evaluar las molestias.

¿Qué es la hipertensión?