Bicicleta para la hipertensión

Se recomienda montar en bicicleta de forma periódica a los pacientes hipertensos.

Montar en bicicleta es ideal como entrenamiento de resistencia; fortalece el sistema cardiovascular, el metabolismo y el sistema inmunitario. Además, fortalece los músculos de las piernas y de la espalda y no se sobrecargan las articulaciones.
La presión arterial aumenta inicialmente durante el entrenamiento, aunque a largo plazo cae hasta su nivel más bajo. Montar en bicicleta de forma regular fortalece e irriga mejor el músculo cardiaco. Este aumento de rendimiento previene las enfermedades cardiovasculares.
Montar en bicicleta también ejerce un efecto positivo sobre la actividad de las venas. Pedaleando se mueven los músculos de la piernas, se comprimen las venas y se bombea la sangre al corazón. El riesgo de trastornos venosos se reduce reforzando las venas de forma activa. Es esencial una posición erecta para activar la circulación sanguínea.

La bicicleta y el equipamiento

• Sentarse correctamente: El asiento debe estar a la altura correcta para que al pedalear las piernas no tengan que empujar hasta el fondo.
• Para prevenir dolores de espalda, el sillín debe ser cómodo y recto (inclinación de la parte superior del cuerpo: 10°-20°)
• La cabeza debe protegerse siempre con un casco.
• Elija una ropa cómoda y transpirable.
• Evita la entrada de insectos en los ojos y los ojos llorosos protegiéndolos con gafas de ciclista o gafas de sol.
• Para que no resbalen los pedales, elija zapatillas con un buen agarre.
• Compruebe que su bicicleta es apta para rodar por carretera.
• Vaya por carreteras y caminos para bicicletas con poco tráfico.

¿Qué es importante para andar en bicicleta?

• Son necesarias como mínimo 3 entrenamientos de media hora a la semana, aunque deben observarse unas reglas básicas: aumentar la intensidad del entrenamiento de forma paulatina.
• La cadencia ideal es de 80-100 revoluciones de pedal por minuto. Esta elevada cadencia es cómoda para las articulaciones, los tendones y los músculos. Además, esto potencia una buena forma física.
• Es importante pedalear a la misma velocidad y mantener la región metatarsiana sobre el pedal. El movimiento circular de los pedales debe acompañarse siempre de forma activa para lo que no se debe apretar fuertemente el pedal hacia abajo, pero si levantarlo activamente de nuevo con la pierna y el pie.
• Al comienzo del entrenamiento, tómese unos cuantos minutos para ajustarse gradualmente a su velocidad personal. Después puede mejorar la resistencia. Al final del entrenamiento, debe reducir gradualmente la marcha. Para evitar tensión y acortamiento de músculos y tendones, se recomienda estirar después del entrenamiento.

Hipertensión y deporte