Hipertensión en edades avanzadas

La hipertensión no debe considerarse una "cuestión normal del envejecimiento". Aproximadamente el 30%-40% de todas las personas mayores de 65 años tienen la presión arterial alta. Una presión arterial controlada también aumenta la esperanza y la calidad de vida entre las personas mayores.
En el caso de pacientes mayores, el médico debe intentar reducir gradualmente la presión arterial y ocuparse en especial de cómo se siente el paciente en general y de los posibles efectos secundarios.
Con una presión arterial sólo ligeramente elevada, los pacientes mayores deben cumplir atentamente estas medidas generales:

• Reducir el sobrepeso
• Evitar el consumo excesivo de alcohol
• Realizar una actividad física apropiada
• Llevar una dieta baja en sodio (sal)
• Disminuir el estrés y relajarse

¿Quién puede padecer hipertensión?