Hipertensión y apnea del sueño

La apnea del sueño y la hipertensión afectan principalmente a hombres con sobrepeso, de 40 a 60 años de edad. Los síntomas de esta enfermedad son, entre otros, ronquidos fuertes e irregulares con parada respiratoria fásica, cefaleas matutinas, fatiga, agotamiento e hipertensión nocturna.

Debido a la breve parada respiratoria durante el sueño, el contenido de oxígeno en sangre disminuye fuertemente. Esto puede hacer que el corazón y el cerebro no reciban suficiente oxígeno. Como reacción de alarma del organismo, se libera mayor cantidad de hormonas que estimulan la circulación. En consecuencia, los vasos sanguíneos se contraen, produciendo elevaciones importantes de la presión arterial sistólica y diastólica nocturna.

¿Quién puede padecer hipertensión?