Hipertensión y diabetes

En pacientes con hipertensión y diabetes mellitus es particularmente importante el control de la presión arterial, ya que los riñones son doblemente vulnerables a ambas enfermedades. Por tanto, además del control de la glucosa, también debe controlarse periódicamente la presión arterial. El objetivo del tratamiento de la presión arterial en diabéticos es una presión arterial de oportunidad tras un reposo de 135/85 mmHg e inferior.
Presión arterial de oportunidad se refiere a la presión arterial medida a cualquier hora del día. Los pacientes con diabetes deben autocontrolarse la presión arterial de forma regular. Si el azúcar en sangre y la presión arterial son normales, el diabético puede lograr una calidad de vida similar a la de las personas con un metabolismo sano.

¿Quién puede padecer hipertensión?