Natación para la hipertensión

En pacientes con hipertensión se recomienda practicar regularmente la natación.

La natación es uno de los deportes más sanos. Activa el sistema cardiovascular y, en particular, los músculos que son importantes para la columna vertebral y las articulaciones.
La natación está muy recomendada en los que padecen obesidad, ya que en gran medida el cuerpo es soportado por el agua y el peso no recae en las articulaciones. Un ejercicio regular moderado también quema calorías y grasa.
Un sistema cardiovascular fortalecido también puede prevenir las enfermedades cardiovasculares.

¿Qué tiene que tener en cuenta si practica la natación?

• Se recomienda entrenar 3 veces por semana en sesiones de 30 minutos.
• La intensidad de entrenamiento sólo debe incrementarse lentamente.
• Al iniciar el entrenamiento, nadar de 2-3 largos a un ritmo relajado e incrementarlo gradualmente. Al final del entrenamiento, debe disminuya paulatinamente el esfuerzo.
• Es crucial una técnica adecuada para evitar lesiones. Las técnicas adecuadas de natación y respiración las puede adquirir en clases de natación.

Técnica: Espalda con brazada paralela

• Ambos brazos ejecutan simultáneamente un movimiento de impulso
• Mantenga ambos brazos alineados con el cuerpo
• Guíe sus manos hacia arriba a la altura de las axilas
• Estire sus brazos (en ángulo recto)
• Ahora presione sus brazos fuertemente en dirección al muslo
• Los movimientos cortos de la pierna proporcionan el impulso
• Imagine pequeñas pelotas en la superficie que va sacando del agua alternativamente con los dedos de los pies.

Hipertensión y deporte